26.6.10

off the ground

Tengo la certeza de que aquellos quirks encantadores que nos enamoran de una persona son las peculiaridades que nos resultan particularmente molestas después de la Fase I de relación estable.

En mi experiencia personal, son ciertos detalles excéntricos de mi carácter los que me hacen suponer que gracias a ellos él me ama tanto y nunca, jamás me va a dejar. Sin embargo, cuando lo enuncio, me deja bien clarito que son justamente esos rasgos los que no tolera en absoluto. Pero ojo, porque me acuerdo muy bien de aquella segunda cita en la que sonreíste ante uno de mis comentarios de chiquita malcriada y aristócrata, me miraste con ojitos soniadores y risuenios, y me confesaste que soy maravillosa.

No hay comentarios: